Usufructo en comunidades de propietarios: Presidente, gastos y votaciones

El usufructo es un derecho que da a quien lo ostenta la posibilidad de usar la cosa sobre la que recae (inmueble, mueble, acciones, etc.), con exclusión de otros, y también la de percibir sus frutos o rentas (por ejemplo, si se trata de un piso y se arrienda, quien recibe la renta es el usufructuario). Pero el usufructuario no es propietario del bien, lo es el llamado nudo propietario, el cual puede definirse como el propietario sin usufructo.

Son tres las principales dudas que se consultan sobre el usufructo en relación con las comunidades de propietarios: la asistencia y votación en las Juntas, la responsabilidad de los gastos comunes y el nombramiento como Presidente de la Comunidad del usufructuario.

¿Quién puede asistir y votar en las juntas, el nudo propietario o el usufructurario?

Este caso viene claramente recogido en el artículo 15.1 de la Ley de Propiedad Horizontal (LPH), el único en el que se hace referencia al usufructuario:
“Si la vivienda o local se hallare en usufructo, la asistencia y el voto corresponderá al nudo propietario, quien, salvo manifestación en contrario, se entenderá representado por el usufructuario, debiendo ser expresa la delegación cuando se trate de los acuerdos a que se refiere la regla primera del artículo 17 o de obras extraordinarias y de mejora”.

¿Quién es el responsable de los gastos, el usufructuario o el nudo propietario?

El responsable de los gastos frente a la comunidad de propietarios es el nudo propietario, independientemente de la relaciónes internas entre este y el usufructuario (reguladas en el art. 467 y siguientes del Código Civil), que son distintas y ajenas a las que surgen entre la comunidad de propietarios y los propietarios de cada piso o local, éstos obligados frente a aquella sin perjuicio del derecho a repetir frente al usufructuario. (SAP Madrid 27-04-2006, SAP Alicante 29-11-2006)

¿Puede ser nombrado el usufructuario Presidente de la comunidad?

Si bien existe alguna jurisprudencia que ha justificado el nombramiento como Presidente del usufructuario en base al mencionado artículo 15.1 LPH lo cierto es que la mayoría de la doctrina defiende que el usufructuario no puede ser nombrado Presidente pues las facultades que integran el usufructo (recogidas en el Código Civil) no equivalen a la titularidad dominical.