Válido acuerdo sin convocatoria a Junta al propietario pero notificado y no impugnado

EXTRACTO DE LA SENTENCIA:

Frente a la reclamación por parte de la comunidad de propietarios actora de la cuota de contribución correspondiente a la reparación de la fachada del edificio, aprobada y liquidada en junta general extraordinaria celebrada en 29 de abril d 2015, la parte demandada opuso, como único motivo, la nulidad del acuerdo así adoptado, por ausencia de su debida convocatoria a dicha Junta, aunque sin cuestionar la necesidad de llevar a cabo tales obras de reparación, ni la cuantía del presupuesto de ejecución.

Pese a no acreditar la parte demandante haber llevado a cabo la convocatoria oportuna a tal Junta de propietarios, si acreditó, sin embargo, haber realizado la notificación del acuerdo, ahora cuestionado, mediante burofax, entregado en el domicilio de la demandada, designado al efecto, a través del servicio de correos en 15 de mayo de 2015. Sin que la fehaciencia de dicha notificación haya sido cuestionada en el proceso. No habiendo ejercitado la demandada la correspondiente acción de impugnación prevista legalmente, tal acuerdo resultó plenamente convalidado por el transcurso del plazo de caducidad previsto en la Ley de Propiedad Horizontal ( artº 18 LPH ).

El artº 18 de la Ley de Propiedad Horizontal , establece, que los acuerdos de la Junta de propietarios serán impugnables ante los Tribunales, de conformidad con lo establecido en la legislación procesal general. Concretamente, en el supuesto de acuerdos contrarios a la Ley de Propiedad Horizontal (como sucedería en el caso) o a los Estatutos de la comunidad, "la acción caducará al año". Cuyo plazo, para los propietarios ausentes, se computará a partir de la comunicación de tal acuerdo. En los restantes casos, la acción caducará a los tres meses de su adopción.

Por consiguiente, si la parte demandada consideraba contrario a la Ley de Propiedad Horizontal el acuerdo adoptado debió impugnarlo en el plazo previsto en la ley, a contar desde su notificación, efectivamente realizada, ejercitando la correspondiente acción de anulabilidad; pero lo que no cabe, es desconocerlo sin cuestionarlo judicialmente. Impugnación judicial que no planteó la parte demandada en ningún momento, ni siquiera adoptando una postura procesal activa en el presente proceso, mediante el planteamiento de reconvención.

De modo que, dicho acuerdo resultó plenamente convalidado por el transcurso del plazo de caducidad legalmente previsto.