Válida convocatoria a Junta depositada en buzón al ser el sistema habitual

En este caso una comunera demandó a la comunidad de propietarios solicitando la nulidad de los acuerdos adoptados en Junta al considerar que no se le había convocado conforme a la Ley de Propiedad Horizontal.

La sentencia de primera instancia declaró nulos los acuerdos "por no haber sido convocada la demandante por un medio por el que constase su recepción, y no haberse probado por la demandada que efectivamente le llegó la convocatoria de dicha Junta General".

La Audiencia Provincial revocó la sentencia de instancia.

EXTRACTO DE LA SENTENCIA:

El Tribunal Supremo en su sentencia de 19 de septiembre de 2007 declara que "(...) nada impide, tanto desde el punto de vista sustantivo ( artículo 15, párrafo segundo, Ley de Propiedad Horizontal ), como probatorio, que se pueda considerar acreditado haber tenido lugar la citación de un comunero a la Junta general, aunque no conste la fehaciencia del conducto notarial o del correo certificado con acuse de recibo, siempre que se den determinadas circunstancias y entre ellas la de que se trate de un sistema habitual de comunicación entre la Comunidad y los comuneros sin queja o protesta de sus integrantes.

[...] No se discute que en el caso de la Comunidad demandada lo habitual, en el caso de los propietarios que residen en el inmueble, es dejar la convocatoria para las Juntas dirigida de modo individualizado al propietario en el buzón correspondiente, sin que conste que la actora hubiera solicitado que se le efectuara de otro modo. Tampoco se ha puesto de manifiesto que en este ocasión la convocatoria no le hubiera llegado a algún otro propietario, o que no se hubiera anunciado dejándola expuesta en lugar visible del portal.

[...] Siendo así, debe considerarse en este caso acreditado que la convocatoria a la Junta de fecha 14 de mayo de 2015 se efectuó correctamente, al haberse realizado del modo habitual utilizado en la comunidad de propietarios demandada, y no puede darse por cierto que se hubiera dejado de efectuar a la demandante, por lo que no puede prosperar la impugnación de acuerdos sustentada únicamente en la alegación de falta de comunicación de la convocatoria de la Junta en la que se adoptaron. El recurso ha de ser pues estimado, y revocarse la sentencia de instancia.