Las tuberías son elementos comunes por naturaleza: obligación de contribuir a su cambio

En este caso unas comuneras demandaron a la comunidad de propietarios solicitando la nulidad de un acuerdo de cambio de tuberías de agua caliente, fría y de retorno que las hacía partícipes en el gasto al considerar que estaban exoneradas por los Estatutos.

EXTRACTO DE LA SENTENCIA:

En fin, que el acuerdo adoptado sobre las obras de cambio de tuberías de agua fría y caliente y retorno no supone alteración del régimen de contribución seguido por la comunidad. No se justifica que la contribución de los pisos y locales sea diferente a la seguida habitualmente en la distribución de gastos ordinarios o extraordinarios. Pero es más, la pretensión de las apelantes de exonerarse de contribuir a los gastos de que se trata carece de apoyo legal y estatutario. Es obvio que las tuberías de agua, conforme señala el art. 396 CC , son elementos comunes por naturaleza y como tal a su mantenimiento, reparación y sustitución han de contribuir todos los copropietarios en función de su respectiva cuota de participación y, respecto a la alegación de que existiría exoneración estatutaria de los locales comerciales de la obligación de contribuir a los gastos de ascensores, escaleras, calefacción y portal, cumple decir, que es cierto que cabe la posibilidad de que los Estatutos eximan a determinados propietarios del pago de los gastos que no utilizan aunque, como regla general, la no utilización de los servicios, no exime del pago de los gastos derivados de tal servicio según el art. 9.2 LPH , pero en este caso, no consta que en el Título Constitutivo se excluyera a los locales del deber de contribuir a los gastos derivados del cambio de tuberías al afectar, insistimos, a un elemento común del inmueble, haciendo referencia únicamente a los gastos a que hemos aludido.