Las terrazas, aunque privativas, forman la cubierta del edificio y su mantenimiento corresponde a la comunidad

En este caso, unos comuneros demandaron a la comunidad de propietarios solicitando la nulidad de una cláusula de los Estatutos porque estableciendo que las terrazas de dos viviendas eran privativas, "acto seguido hace constar que las reparaciones a realizar en las mismas se considerarán gastos comunes . Por ley [Ley de Propiedad Horizontal] sólo hay obligación de contribuir a los gastos de la cosa que es común, no de las cosas privativas".

La sentencia de primera instancia, que desestimó la demanda, fue confirmada por la Audiencia Provincial.

EXTRACTO DE LA SENTENCIA:

Frente a las anteriores manifestaciones debe estimarse comenzando por el estudio del motivo de impugnación referido a la nulidad que se pretende de la cláusula D) de los Estatutos , que queda acreditado en autos, siendo esta una cuestión incontrovertible, que las terrazas de los pisos NUM001 y NUM002 del Edificio constituyen la cubierta del mismo, y por ello forman parte de elementos comunes del edificio. Razón por la cual, aún siendo privativas, al formar parte de elementos comunes del edificio, aparece como lógico que los gastos de mantenimiento y conservación, en los términos contenidos precisamente en la cláusula referida, deban correr por cuenta de todos los copropietarios del inmueble. Así ha de destacarse que la cláusula D) de los Estatutos , establece: "Las terrazas de los pisos DIRECCION001 e DIRECCION000 de las plantas NUM001 y NUM002, aunque son de uso particular de sus respectivos pisos, cuantas reparaciones haya que efectuar en ellas, así como los servicios de conservación de las mismas, se considerarán como gastos comunes , por tratarse de ser a su vez, tejado o cubiertas del edificio, a excepción de aquellos deterioros (goteras, roturas, atrancos, etc.) derivados del mal uso de sus propietarios, los cuales correrán de cuenta y cargo de los mismos". Puede apreciarse con ello, que no toda reparación o mantenimiento ha de ser cargado a la Comunidad, sino que se diferencia explícitamente los gastos causados por mal uso de los propietarios, que en todo caso serían de cargo exclusivo de los mismos. A tenor de la prueba practicada además, ha de tomarse constancia de que no sólo no se ha acreditado que estemos ante la reparación de daños en dichas terrazas causadas por mal uso de las mismas, sino que incluso, en el acta de la Junta de 9 de Junio de 2010, donde se acordó reparar la cubierta del Edificio en su totalidad, se incluía las terrazas de los pisos NUM001 y NUM002, puesto que las mismas constituyen la cubierta del edifico, y los hoy demandantes- recurrentes, votaron a favor de dicho Acuerdo. Por lo expuesto, no resultaría procedente la declaración de nulidad instada, máxime cuando a tenor de lo hecho constar, por su situación de cubierta del edificio, no cabe estimar que exista en la Cláusula D) de los Estatutos contravención alguna de los artículos 9.1 y 10 de la LPH ni de los artículos 392 y 395 del Código Civil.