Los termos solares colocados en la terraza del edificio sin autorización de la comunidad deben retirarse

En este caso un comunero propietario de un local demandó a la comunidad de propietarios solicitando la nulidad de un acuerdo en el que se le daba el plazo de un mes para retirar de la terraza del edificio, entre otras instalaciones, dos termos solares consistentes en sendas placas solares con sus depósitos para proporcionar agua caliente al local que había colocado sin autorización de la comunidad.

La sentencia de primera instancia, que en este extremo desestimó la demanda, fue confirmada por la Audiencia Provincial.

EXTRACTO DE LA SENTENCIA:

Ahora bien, lo que no resulta controvertido es que los dos termos solares (sendas placas solares con sus depósitos de agua para proporcionar agua caliente al local) sí han sido instalados con posterioridad (con la realización de la citada reforma), utilizando igualmente los citados conductos de ventilación para introducir por ellos las conexiones de estos termos, así como que no se ha solicitado para ello autorización de la comunidad. Y esto último, sí es una instalación "ex novo" realizada en un elemento común (la cubierta de la planta baja del edificio), y aprovechando conductos de ventilación también comunes (con el consiguiente perjuicio para la ventilación de los garajes).

[...] Y distinto es el caso de los termos solares, pues como se ha dicho, su instalación no supone sustitución de otros aparatos similares anteriores, ni consta en autos que existan otros aparatos similares situados en la cubierta de la planta baja (o en otro elemento común), por lo que al no haber sido solicitada autorización para instalarlos en un elemento común, la pretensión de la comunidad tendente a su retirada resulta perfectamente legal, y no puede considerarse contraria a derecho.