Salvo que la exoneración de gastos en los Estatutos esté clara, su interpretación es restrictiva

En este caso un comunero demandó a la comunidad de propietarios solicitando la nulidad de un acuerdo por el que se aprobaban unos recibos pendientes de pago por el propietario y se facultaba al Presidente para su reclamación en vía judicial.

El propietario alegaba que los Estatutos de la comunidad le eximían del pago de los gastos a los que se refería el acuerdo impugnado.

La sentencia de instancia, que desestimó la demanda, fue confirmada por la Audiencia Provincial.

EXTRACTO DE LA SENTENCIA:

Obviamente, los gastos relativos al portal, ascensor, escalera y rellano donde se ubican los contadores de los diferentes pisos forman parte de los gastos generales para el adecuado sostenimiento del mueble y de sus servicios.

Sólo un acuerdo expreso de la Junta de propietarios o una norma expresa de los Estatutos pueden eximir a un propietario del pago de dichos gastos.

Pero, puesto que dicha posibilidad constituye una excepción a una de las reglas generales esenciales del régimen de la propiedad horizontal, salvo que los términos de la exención estén claros, tal posibilidad ha de ser objeto de una interpretación restrictiva.

En consecuencia será esta interpretación restrictiva y el espíritu y finalidad de la norma prevista en el art. 9.1.e) LPH de horizontal las que deben presidir la interpretación de los muy poco claros términos en que está redactado el art. 2 de los Estatutos de litis, de modo que sólo procederá la estimación de la demanda y del presente recurso de apelación si la exención aparece fuera de toda duda.

[...] Retornando, pues, a la cuestión puramente interpretativa de la norma estatutaria debemos llegar a la conclusión de que no aparece de manera clara y diáfana la exención de gastos del portal, escalera y ascensor en favor del INSTITUTO.