Los propietarios no pueden tener perros por disponerlo las normas de régimen interior

En este caso un integrante de la comunidad de propietarios demandó a otros pidiendo que se condenara "a los codemandados a cesar en la tenencia de perros en el inmueble litigioso y en consecuencia a que saquen de sus viviendas los perros que poseen, absteniéndose de tener perros en lo sucesivo, dando cumplimiento al artículo 16 del Reglamento de Régimen interno de la comunidad de propietarios".

La sentencia de primera instancia, que desestimó las pretensiones del propietario, fue revocada por la Audiencia Provincial.

EXTRACTO DE LA SENTENCIA:

En efecto, en reunión de la comunidad de propietarios de 23 de julio de 2009, data en que los litigantes ya formaban parte de la presente comunidad, se sometió al conocimiento de la Junta, dentro del punto cuarto del orden del día: "revisión, estudio y aprobación del Reglamento de Régimen Interno", constando en acta como la administradora procedió a leer el Reglamento de Régimen interno, que ya había sido sometido a revisiones, y que figura transcrito en el acta de la mentada Junta, los 18 artículos que lo integran fueron aprobados por unanimidad, excepto el artículo 16 , relativo a la tenencia de animales, que se aprobó por mayoría, quedando redactado de la forma siguiente: "Se prohíbe la tenencia en los apartamentos o fuera de ellos de perros, gatos o cualesquiera otros animales que puedan causar molestias, suciedades o ser motivo de peligro o riesgo para las personas".

Pues bien, tales normas de régimen interior no fueron objeto de impugnación, por lo que están en vigor, con plena eficacia jurídica y exigibilidad para los distintos propietarios, mientras no sean sustituidas por otras, para lo que basta la obtención de una mayoría simple.