Los propietarios están legitimados para ejercitar acciones en defensa de elementos comunes

Se ejercitaba en este caso por parte de dos copropietarios de una comunidad de propietarios una acción en defensa de elementos comunes a fin de que se impidiera a los demandados -también miembros de la misma comunidad- usar de manera privativa y excluyente la zona de acceso a sus garajes particulares.

La sentencia de primera instancia, que desestimo la demanda por falta de legitimación activa de los demandantes, fue revocada por la Audiencia Provincial.

EXTRACTO DE LA SENTENCIA:

Entrando a la cuestión de fondo, los hechos en los que se sustenta la demanda no solo resultan incontrovertidos sino que quedan plenamente acreditados documentalmente: Así,

a) Es elemento común la zona situada delante de los garajes de los litigantes que aparece rayada en eldocumento número seis de los aportados con la demanda, y que permite el tránsito de esos garajes a la vía pública;

b) La zona específicamente situada frente a los garajes de los demandados es empleada exclusivamente por éstos que la ocupan para aparcar sus vehículos, almacenar objetos o incluso colocar un solado propio como reflejan los documentos 6 y ss. de los aportados con la demanda

c) Los demandados no acreditan la existencia de ningún título habilitante para hacer un uso exclusivo y excluyente de las zonas específicamente situada freten a sus respectivos garajes

d) La ocupación de esas zonas limita las posibilidades de maniobra de vehículos, a la propia parte demandante y a los demandados.

Por otro lado el art. 9.1 LPH establece en sus letra a) y g) que "Son obligaciones de cada propietario: a) Respetar las instalaciones generales de la comunidad y demás elementos comunes, ya sean de uso general o privativo de cualquiera de los propietarios, estén o no incluidos en su piso o local, haciendo un uso adecuado de los mismos y evitando en todo momento que se causen daños o desperfectos. ... g) Observar la diligencia debida en el uso del inmueble y en sus relaciones con los demás titulares y responder ante éstos de las infracciones cometidas y de los daños causados".

De lo anterior se desprende suficientemente que el uso que están haciendo los copropietarios demandados de un espacio común carece de justificación y puede cualquier comunero reaccionar contra ello e instar -con éxito- el restablecimiento de la situación debida.