Las prohibiciones o limitaciones de actividades y del uso del inmueble deben constar expresamente

Se fundamenta en esta sentencia de la sección 21 de la Audiencia Provincial de Madrid que "en un sistema en el que la propiedad privada está reconocida constitucionalmente ( art. 33 de la CE ) y en el que los derechos de disfrute tienden a atribuir al titular las máximas posibilidades de utilización sobre su inmueble, las restricciones a las facultades dominicales han de interpretarse limitadamente, de tal forma que su titular puede acondicionar su propiedad al uso que tanga por conveniente, siempre y cuando no quebrante alguna prohibición legal, y ello aunque suponga un cambio de destino respecto del previsto en el Título Constitutivo".

EXTRACTO DE LA SENTENCIA:

Como expresa la STS núm. 233/2015 de 5 mayo (RJ 2015\1567), la jurisprudencia de esta Sala, que sistematiza la STS de 1 de octubre de 2013 (RJ 2013, 6886), que cita la STS de 9 de octubre de 2013 (RJ 2013, 6924), en lo que aquí interesa, es reiterada en el sentido siguiente: i) Una de las características de la propiedad horizontal es la de estar regida por normas de Derecho necesario, pero ello no empece a que contenga otras modificables por la voluntad de los particulares y con respecto a las cuales rige el principio de autonomía de la voluntad ( artículo 1.255 del CC ) - SSTS de 15 de octubre 2009 ( RJ 2009, 5572), 4 de marzo de 2013 y 7 de marzo de 2013 (RJ 2013, 3257)-; ii) El derecho a la propiedad privada constituye un derecho constitucionalmente reconocido ( artículo 33 de la CE ), concebido ampliamente en nuestro ordenamiento jurídico, sin más limitaciones que las establecidas legal o convencionalmente que, en todo caso, deben ser interpretadas de un modo restrictivo. En el ámbito de la propiedad horizontal, resulta posible, el establecimiento de limitaciones o prohibiciones que en general atienden al interés general de la comunidad. Estas prohibiciones referidas a la realización de determinadas actividades o al cambio de uso del inmueble, deben constar de manera expresa, y a fin de tener eficacia frente a terceros deben aparecer inscritas en el Registro de la Propiedad -SSTS de 20 de octubre de 2008 y 30 de diciembre de 2010 (RJ 2011, 1794)-; iii) Existe una plena libertad a la hora de establecer el uso que se le puede dar a un inmueble en el ámbito de la propiedad horizontal, de tal forma que los copropietarios no pueden verse privados de la utilización de su derecho a la propiedad del inmueble como consideren más adecuado, a no ser que este uso no esté legalmente prohibido o que el cambio de destino aparezca expresamente limitado por el régimen de dicha propiedad horizontal, su Título Constitutivo o su regulación estatutaria - SSTS 23 de febrero de 2006 y 20 de octubre de 2008 -. La STS de 24 de octubre de 2011 declaró que se reitera como doctrina jurisprudencial que las limitaciones o prohibiciones referidas a la alteración del uso de un inmueble en el ámbito de la propiedad horizontal exigen, para que sean eficaces, que consten de manera expresa. Esta doctrina se recoge en las SSTS de 4 de marzo de 2013 y 25 de junio de 2013 (RJ 2013, 4636).