Nulidad de acuerdos en Junta extraordinaria convocada sin antelación suficiente

En este caso una comunera demandó a la comunidad de propietarios solicitando los acuerdos adoptados en Junta extraordinaria al considerar que no se le había convocado con la suficiente antelación según establece la Ley de Propiedad Horizontal.

La sentencia de primera instancia, que desestimó la demanda, fue revocada por la Audiencia Provincial.

EXTRACTO DE LA SENTENCIA:

Para dar respuesta a esta cuestión es cierto que no exige la LPH un número de días determinado entre la convocatoria y celebración de la junta extraordinaria a diferencia de lo que ocurre con la ordinaria, pero ello no autoriza a la interpretación que el apelado da a lo sucedido. Como dice la sentencia TS 11 de mayo de 1998 : El término "antelación suficiente" ha de interpretarse en relación al motivo de la reunión, por ello es preciso que se fije el contenido u orden del día de la junta extraordinaria convocada y entre otras señala la AP de Asturias de 3 de febrero de 2014 que la antelación exigida ha de entenderse como aquella que permita dar a conocer anticipada, racionalmente y de modo eficaz a los comuneros tanto la celebración de la junta, como los asuntos a tratar en ella, declarando la sentencia de la AP Toledo de 17 de octubre de 2013 que ha de acreditarse en virtud de las circunstancias de cada caso, bien entendido que cuando se alega en la demanda la ausencia de requisitos legales en la realización de la citación, corresponde la carga de la prueba de su licitud y validez a la parte demandada que mantenga esas circunstancias". En este caso corresponde a la demandada demostrar que llevó a cabo la citación con la antelación precisa y en del domicilio indicado sin que quepa acudir a la forma subsidiaria de colocación en el tablón de anuncios, aplicable cuando conste que no fue posible por causa no imputable a la comunidad practicarla personalmente. En este caso se certifica que estuvo la convocatoria publicada 5 días en el tablón de anuncios, pero ello no subsana los defectos de la misma, que fue convocada el 29 de enero para celebrarse el 3 de febrero, constando que la demandante reside en Sevilla, como tiene conocimiento la administradora de la comunidad, que dice haberle enviado una carta sin que haya prueba alguna de su envío, ni -dado el tiempo que media entre la convocatoria y celebración-, puede deducirse que lo fue con antelación suficiente, ratificando la sala los argumentos que al efecto contiene la apelada sobre el particular que dan lugar a la nulidad del acuerdo.