Las notificaciones hechas en la vivienda de la comunidad surten plenos efectos al no constar comunicación de domicilio distinto

En este caso una comunidad de propietarios demandó a dos comuneros en reclamación de cantidad. Uno de ellos alegaba que no habiendo recibido comunicación alguna del importe de la deuda, no se reunían los requisitos necesarios para el ejercicio de la acción monitoria regulada en el artículo 21 de la Ley de Propiedad Horizontal.

La sentencia de instancia estimó la demanda siendo posteriormente confirmada en apelación por la Audiencia Provincial.

EXTRACTO DE LA SENTENCIA:

El artículo 21 de la Ley de Propiedad Horizontalrequiere para la interposición del procedimiento monitorio la notificación del acuerdo de la Junta aprobando la liquidación a los propietarios afectados en la forma establecida en el artículo 9, según el cual, son obligaciones de cada propietario "Comunicar a quien ejerza las funciones de secretario de la comunidad, por cualquier medio que permita tener constancia de su recepción, el domicilio en España a efectos de citaciones y notificaciones de toda índole relacionadas con la comunidad. En defecto de esta comunicación se tendrá por domicilio para citaciones y notificaciones el piso o local perteneciente a la comunidad, surtiendo plenos efectos jurídicos las entregadas al ocupante del mismo". No constando en el presente caso la comunicación de domicilio distinto, han de surtir plenos efectos las notificaciones efectuadas en la vivienda perteneciente a la comunidad, sin que, por otra parte, ninguna indefensión se le haya causado a la demandada, que personada en el procedimiento, ha podido realizar las alegaciones y pruebas que ha considerado oportunas, por lo que se ha de desestimar el recurso interpuesto, confirmando la sentencia por los propios fundamentos contenidos en la misma.