No responsabilidad de la comunidad por caída al no acreditarse suelo húmedo y resbaladizo

En este caso una comunera demandó a la comunidad de propietarios por una caída sufrida en el portal del edificio debida, según su demanda, a que el suelo se encontraba húmedo y resbaladizo como consecuencia de las tareas de limpieza.

La sentencia de instancia, que desestimó la demanda por no considerar suficientemente acreditado el motivo de la caída, fue confirmada por la Audiencia Provincial.

EXTRACTO DE LA SENTENCIA:

Lo que no ha quedado suficientemente demostrado es la razón de tal caída. Atribuirlo a un suelo húmedo carente de señalización carece de prueba bastante porque la existencia de un suelo deslizante por humedad:

a) solo fue afirmada por la demandante y su marido. Las reglas de la sana crítica que la ley establece como criterio para valorar sus declaraciones conducen a no concederles credibilidad a los efectos de este juicio por su evidente interés en el resultado del proceso;

b) no la corroboraron otros testigos tales como la propia hija de Dª  Gema  y su esposo (niña de doce años que presenció la caída) o la Sra. Estibaliz (vecina que sólo ellos mencionan, no lo hace el Administrador de la comunidad, y que al parecer sufrió un accidente similar en el pasado). Hay que destacar que estas personas, incluso la menor a la que cabe presumir por su edad discernimiento bastante para declarar sobre este hecho, son idóneas para ser testigos de acuerdo con el art. 361 LEC ,

d) tampoco se confirma ese riesgo en el portal por la ficta confessio del Presidente de la comunidad demandada que no compareció a juicio, pues esa consecuencia, en los términos en que se regula en el art. 604 LEC es una posibilidad, no una imposición, para el tribunal, posibilidad que además queda limitada a los hechos en que la parte hubiese intervenido personalmente, no siendo posible advertir ahora que la comunidad hubiera directa y personalmente intervenido en las tareas de limpieza y fregado del portal del 1 de junio de 2015, y;

c) por último, la humedad en el suelo fue terminantemente negada por la limpiadora Sra. Paloma , que explicó con detalle cómo realiza su trabajo (abriendo las dos puertas del portal para ventilar, colocando el cartel desde antes de este accidente, no recogiendo los utensilios hasta que termina en otro portal contiguo,...) modo de actuar que es difícilmente compatible con la posibilidad de un piso tan peligrosamente resbaladizo como el que resulta del relato de la demanda;

En suma, valorando todas las pruebas personales practicadas en torno a la causa del accidente padecido por Dª  Gema  con arreglo a las reglas de la sana crítica ( arts. 316 y 376 LEC ), este tribunal, al igual que el de instancia, no llega al convencimiento con la prueba practicada, de que la actora se cayera al suelo por estar éste húmedo y resbaladizo. Esta falta de prueba perjudica a la demandante pues el art. 217 de la Ley de Enjuiciamiento Civil le impone a ella la carga de demostrar cumplidamente los hechos en los que sustenta su pretensión.