Inválida delegación de voto en Junta realizada por usufructuario y nulidad de acuerdos

EXTRACTO DE LA SENTENCIA:

En el supuesto aquí enjuiciado se impugnan acuerdos adoptados en Junta de propietarios por una Comunidad formada por cuatro viviendas y dos locales comerciales, la cual viene actuando sin el necesario asesoramiento ostentando el cargo de Administrador la esposa del Presidente. Aunque la exigencia del cumplimiento de la normativa se dulcifique en supuestos como el presente, en razón a las circunstancias antedichas, ello no puede servir para subsanar defectos tan manifiestos como el de entender aprobados acuerdos sin el quorum exigido por la Ley. Así sucede en el presente supuesto en que no puede computarse el voto emitido por el Sr. Aurelio como representante de la propiedad del piso primero ya que quien firmó la delegación era la usufructuaria de la vivienda, tal y como reconoció al testificar (F. 129) y consta en la certificación registral solicitada en período probatorio (F. 143), y el art. 15.1, párrafo tercero, de la Ley señala claramente que la asistencia y el voto corresponderán al nudo propietario. La norma establece una delegación tácita a favor del usufructuario, salvo manifestación en contrario, pero siendo el voto derecho de aquél lo que no cabe en modo alguno es que sea éste quien delegue si no va a asistir.

Consecuencia de lo expuesto es que al no poder computarse el voto del propietario del piso segundo, por no ser válida la delegación, no se ha alcanzado la doble mayoría de personas y de cuotas exigida por el art. 17-3 de la Ley de Propiedad Horizontal y los acuerdos aquí enjuiciados devienen nulos, de conformidad con lo establecido en el art. 18-1° de la misma.