Instalación de ascensor: Las exenciones estatutarias de ciertos gastos no puede interpretarse como una exoneración a su contribución

En este caso un comunero demandó a la comunidad de propietarios solicitando la nulidad de un acuerdo que le hacía partícipe de los gastos de instalación de ascensor.

Aducía respecto al acuerdo relativo a la instalación del ascensor que conforme a una estipulación de su escritura de adquisición del local estaba excluido de contribuir a los gastos en elementos comunes de determinados conceptos.

La sentencia de primera instancia, que desestimó la demanda, fue confirmada por la Audiencia Provincial.

EXTRACTO DE LA SENTENCIA:

Si se da lectura a la cláusula decimoquinta que recoge literalmente en el hecho tercero de su demanda se advierte que en los gastos de los que queda liberado no se incluye ninguno relativo al ascensor. Sobre la obligación de participar todos los comuneros en los gastos de instalación del ascensor y concretamente también los titulares de locales de negocio ya se ha pronunciado en sentido afirmativo esta Sala entre otras en sentencia de 31 de octubre de 2017 recogiendo los criterios de la Sala Primera del Tribunal Supremo en sentencias de 20 de octubre de 2010 , de 13 de noviembre de 2012 y de 23 de diciembre de 2014. En esencia estas sentencias establecen el siguiente criterio: En materia de acuerdos de instalación de un ascensor la doctrina jurisprudencial declara que el acuerdo obliga a todos los comuneros, tanto a los que hayan votado favorablemente, como a los que han disentido, y eso supone que deben permitir que se lleve a efecto y abonar lo que corresponda, sin perjuicio de la impugnación judicial si concurren las circunstancias del artículo 18 de la Ley de Propiedad Horizontal . Sobre la interpretación y delimitación del término gastos en los supuestos en los que la instalación de un ascensor en un edificio que carece de este y que resulta necesario para la habitabilidad del inmueble, constituya un servicio o mejora exigible, la cual incrementa el valor del edificio en su conjunto y redunda en beneficio de todos los copropietarios, todos los comuneros tienen la obligación de contribuir a los mismos sin que las cláusulas de exención del deber de participar en las reparaciones ordinarias y extraordinarias haya de interpretarse como exoneración del deber de contribuir a los gastos de instalación de ascensor .

En consecuencia, es indudable el deber de los actores de contribuir a los gastos de instalación del ascensor. El acuerdo fue tomado en la Junta del 22 de septiembre de 2016 con las mayorías de votos y cuotas de participación previstas en el art. 17. 2 de la Ley de Propiedad Horizontal como resulta del acta comunitaria aportada con la demanda y en consecuencia nada debe objetarse al acuerdo comunitario reseñado.