Indebida privación de voto a propietarios sin deuda vencida aunque se hayan pasado los recibos

EXTRACTO DE LA SENTENCIA:

Pues bien, la privación del derecho de voto contemplada en el art. 15,2 de la Ley de Propiedad Horizontal solo se produce cuando el propietario no esta al corriente de todas las deudas "vencidas" con la comunidad y salvo que hubiera impugnado judicialmente las mismas o consignado su importe, excepciones estas que reconocidamente no se dan en el presente caso. Pero debe tratarse en todo caso de deudas vencidas, esto es, no atendidas por el propietario a su vencimiento, lo que entraña que se trate de deudas ya exigibles por la Comunidad, y esto sólo puede determinarse en función de los propios acuerdos de la Junta en orden al tiempo de pago por los comuneros de sus deudas. En el presente caso, se desprende de lo actuado que la Junta de propietarios no había acordado en las Juntas anteriores a la que nos ocupa la forma de pago de la sustitución de los ascensores; tan solo en la Junta de 21 de Agosto de 1999 y con referencia a la obra de instalación de las puertas mas baratas, se precisó que el pago se giraría un recibo extraordinario para afrontar esta obra, que en realidad no se hizo porque se aprobó la sustitución; y al tiempo de la Junta que nos ocupa no estaba finalizada la obra de sustitución de los ascensores. En tales condiciones, es claro que la deuda que la Comunidad consideraba existente frente a los copropietarios por razón de dicha obra no puede considerarse vencida aunque la administradora hubiera girado unos recibos para su pago, ni por tanto fue correcta la privación de voto de los considerados morosos.