Ilegal cerramiento en zona común de uso privativo que afecta la configuración exterior y carece de autorización

En este caso una comunidad de propietarios demandó al dueño de un local por un cerramiento realizado en una zona común de uso privativo.

La sentencia de primera instancia estimó la demanda declarando que "en la parte trasera del local nº 23 del edificio, sin el preceptivo acuerdo comunitario exigido en la vigente Ley de Propiedad Horizontal, supone una alteración o modificación afectante a la configuración y estado exterior del edificio, y a la estética de la fachada, con apropiación indebida de zona comunitaria, condenándolas a demoler dicho cerramiento, devolviendo el elemento alterado a su estado original," y el abono de las costas procesales causadas en este procedimiento ".

La sentencia fue apelada aduciendo entre otros motivos que "La zona incorporada mediante la construcción de una pared al local de la demandada es de uso exclusivo de este".

La Audiencia Provincial confirmó la sentencia de primera instancia.

EXTRACTO DE LA SENTENCIA:

La propia recurrente aduce en su escrito de interposición que en Título Constitutivo de la propiedad horizontal la zona de autos consta como de uso exclusivo y privativo de una zona de solar correspondiente a aparcamiento. No se trata, por ello, de una zona privativa, sino de una zona común de uso privativo, por lo que no puede realizarse en ella obras sin la correspondiente autorización unánime de todos los copropietarios. En consecuencia, y en aplicación de lo previsto en los artículos 7.1 y 17.6 de la Ley de Propiedad Horizontal , las obras deben considerarse como obras no consentidas por la Comunidad.