La falta de firma del presidente en el acta no determina la nulidad de la Junta ni acuerdos

En este caso la comunidad de propietarios demandó a unos comuneros en reclamación de deudas con la comunidad. Los demandados alegaron, entre otras circunstancias, la nulidad de la Junta y del acuerdo de demanda al no estar firmada el acta conforme a la Ley de Propiedad Horizontal.

La sentencia de instancia, que desestimó la demanda, fue confirmada por la Audiencia Provincial.

EXTRACTO DE LA SENTENCIA:

Reclamándose en el procedimiento cantidades cuya liquidación se aprobó en Junta de propietarios de 22 de abril de 2010, el primero de los motivos del recurso se refiere a irregularidades en el acta y especialmente la falta de firma del presidente. Estas alegaciones, que se refieren a la legitimación activa de la comunidad, se encuentran acertadamente resueltas por la Magistrada "a quo", que deja patente la condición de propietario del Presidente de la comunidad y cuya falta de firma no afecta a su validez, lo que debió denunciarse, para su subsanación en tiempo hábil, antes del fallecimiento de aquel.

Resulta de aplicación la doctrina del Tribunal Supremo de que tal defecto formal del acta (se refiere en el caso concreto a la falta de firma del Presidente y secretario) son defectos que no producen la nulidad de la Junta y de los acuerdos que contienen pudiendo subsanase, de ser posible, en la siguiente junta ( Sentencia de 20 de abril de 2015 ).

Por otro lado, en el acta consta la aprobación de las liquidaciones de propietarios deudores y el acuerdo de reclamación judicial, sin que conste impugnación alguna.