La exoneración genérica de gastos de ascensor incluye la sustitución y adaptación

El artículo 9 de la Ley de Propiedad Horizontal establece como una de la obligaciones de los propietarios la de contribuir a los gastos generales conforme a la cuota de participación establecida en el Título Constitutivo o a lo especialmente establecido, siendo esto último lo que permite que pueda establecerse en el Título, en los Estatutos o por unanimidad la exoneración de determinados gastos para ciertos pisos o locales.

En este caso, una comunidad de propietarios aprobó un acuerdo de sustitución de ascensor en el que se incluía como contribuyente al gasto al propietario de un local que estaba exonerado en los Estatutos .

El propietario del local impugnó el acuerdo y su demanda fue rechazada tanto en primera instancia como por la Audiencia Provincial, siendo finalmente el Tribunal Supremo quien la estimó fundamentando que la exoneración genérica de gastos de ascensor incluye los oridnarios y extraordinarios y recordando la STS del 06-05-2013 sobre adaptación de ascensor y exoneración de gastos.

EXTRACTO DE LA SENTENCIA:

La aplicación de la jurisprudencia citada exige la estimación del recurso. El alcance de la exención relativa a obras de adaptación o sustitución de los ascensores no resulta comparable a aquellos supuestos en que la instalación del ascensor se realiza por primera vez. En estos últimos supuestos, se trata de garantizar la accesibilidad y la mejora general del inmueble, por lo que la conclusión que ahora se alcanza, no se opone a lo dispuesto en otras decisiones adoptadas por esta Sala (STS de 20 de octubre de 2010, RC núm. 2218/2006, entre otras) en la que se establece que las cláusulas que eximen del deber de contribuir a «gastos de conservación, limpieza, alumbrado de portales y escaleras» a los propietarios de locales que no tienen acceso por dichos portales, deben entenderse en el sentido de que no les libera del deber de contribuir a sufragar los gastos de instalación de los mismos, en aquellos casos en los que es necesaria para la adecuada habitabilidad del inmueble, puesto que en el caso que nos ocupa se trata de la sustitución o cambio de un ascensor ya existente y no de su instalación originaria. En definitiva, el acuerdo por el que se decidió que el demandante-recurrente pagara la parte correspondiente del ascensor en la realización de las obras de sustitución del ascensor, pese a la exención contenida en los Estatutos de la comunidad en relación a estos gastos a favor del titular de los locales de su propiedad, es nulo.