El cerramiento de patios comunes de uso privativo requiere unanimidad

En este caso un comunero, basándose en el artículo 17.6 de la Ley de Propiedad Horizontal, demandó a la comunidad de propietarios solicitando la nulidad de un acuerdo que autorizaba a los locales comerciales a cerrar los patios comunes de uso privativo, para lo cual estimaba que se necesitaba unanimidad.

La sentencia de instancia, que estimó la demanda entendiendo que el acuerdo requería unanimidad y no tres quintos como defendía la comunidad, fue confirmada por al Audiencia Provincial.

EXTRACTO DE LA SENTENCIA:

No estamos ante el típico supuesto en el que se cubre una terraza, realizándose de tal forma que los elementos que se emplean son o no desmontables. Aquí lo que se ha hecho es incorporar los patios a los locales comerciales constituyendo un todo. Lo que se ha conseguido es que los patios, no es que sean un añadido a los locales, sino que esán plenamente identificados con ellos no distinguiéndose donde termina uno y donde comienza el otro. Para ello se ha procedido a levantar las correspondientes paredes y colocar los respectivos tejados. Por más que el perito de la demandada nos diga que en cualquier momento puede quitarse lo edificado y volver a su estado anterior, nosotros no lo entendemos así.

Entendemos que lo que se ha hecho es unas auténticas nuevas edificaciones y sin ánimo de diferenciación de los locales existentes. Y ese levantamiento de paredes, sin duda construidas con carácter indefinido y sus tejados suponen una alteración sustancial de la configuración del edificio, porque modifican todo su aspecto exterior y alteración de elementos comunes, para lo que se exige la unanimidad de la que nos habla el art. 17.6 LPH.