Domicilio para notificaciones de la comunidad: corresponde al comunero probar la designación

Establece el artículo 9.1 h) de la Ley de Propiedad Horizontal que es obligación de todo propietario "comunicar a quien ejerza las funciones de secretario de la comunidad, por cualquier medio que permita tener constancia de su recepción, el domicilio en España a efectos de citaciones y notificaciones de toda índole relacionadas con la comunidad".

EXTRACTO DE LA SENTENCIA:

El precepto citado impone al propietario la obligación de comunicar por medio fehaciente al Secretario de la Comunidad, o quien ejerza sus funciones, el domicilio en España a efectos de citaciones y notificaciones de toda índole relacionadas con la comunidad. Se trata de una notificación recepticia en la que debe constar específicamente que se designa un determinado domicilio a "efectos de citaciones y notificaciones", por lo que el copropietario tiene la carga de facilitar a la Comunidad el domicilio donde desea se le efectúe la notificación de las convocatorias a las Juntas que vayan a celebrarse. Al tratarse del cumplimiento de una obligación legal corresponde al copropietario que lo invoca la cumplida prueba de haber realizado esta comunicación de forma expresa, por medio indubitado y con el contenido específico que señala el precepto citado, es decir, con la finalidad de que el domicilio comunicado lo sea a efectos de recibir citaciones y notificaciones de toda índole relacionadas con la Comunidad ( artículo 217 de la Ley de Enjuiciamiento Civil ).

[...] La comunidad de propietarios demandada niega que la entidad actora haya verificado la comunicación a que hace referencia el relacionado artículo 9.1.h), expresándose en el escrito de contestación a la demanda que no obra ni en los Libros ni archivos de la comunidad de propietarios comunicación alguna en este sentido y lo cierto es que la parte apelante no acredita haber efectuado esta comunicación en ningún momento, pese a las alegaciones que efectúa en su escrito de recurso.