Condena a aparcar sin rebasar las líneas de la plaza de garaje y sin invadir zonas de maniobra común

En este caso, en una comunidad de propietarios, un comunero en su condición de propietario de vivienda y plaza de garaje, interpuso demanda contra la dueña de otra plaza en el mismo garaje, solicitando se dictara sentencia condenado a dicha demandada a cesar en el uso abusivo de su plaza de su plaza de garaje.

La sentencia de primera instancia, que desestimó la demanda, fue revocada por la Audiencia Provincial.

EXTRACTO DE LA SENTENCIA:

Esa situación evidentemente afecta al uso, este sí, normal que hace el actor y tampoco se comparte que la extensión de un abuso en la utilización de las plazas de garaje por otros comuneros obtenga rango de costumbre que pueda oponerse válidamente a una decisión comunitaria que no fue impugnada en su momento y cuya efectividad no puede verse afectada, so pena de dejar inoperante el régimen de propiedad horizontal, que precisamente existe para regular las relaciones entre los dueños de espacios privativos y el espacio común, ya que además se obvia que como establece el art. 1.3. del Código Civil "La costumbre sólo regirá en defecto de ley aplicable", y en este caso es la Ley de Propiedad Horizontal, como ya se ha argumentado, la que ha de aplicarse.

[...] debemos condenar y condenamos a dicha demandada a que se abstenga de de llevar a cabo un uso abusivo de la plaza de garaje de su propiedad, aparcando sin sobrepasar los límites de la misma y sin invadir la zona de maniobra común del garaje.