Condena a cesar la actividad de cafetería por ruidos y olores

En este caso una comunidad de propietarios demandó al propietario de un local dedicado a la actividad de cafetería por, entre otras, emisión de ruidos y olores lo que iba en contra de los establecido en el artículo 7.2 de la Ley de Propiedad Horizontal.

La sentencia de primera instancia, que desestimó la demanda, fue revocada por la Audiencia Provincial.

EXTRACTO DE LA SENTENCIA:

En consecuencia el local de los demandados carece de licencia para su actividad pública y la misma conclusión se alcanza en este juicio en base al informe pericial del Sr. Evaristo que detalla las infracciones de protección contra incendios al disponer de una cocina para preparación de alimentos y de la normativa acústica.

Estas infracciones son el origen de los olores y ruidos que constituyen las actividades molestas previstas por el art. 7.2 LPH que justifican el ejercicio de la acción entablada por la Comunidad y la estimación de su demanda en cuanto a la cesación de la actividad de cafetería por los demandados, como establece el último párrafo del mismo artículo.

No existe por el contrario razón para privar del uso del local a su propietario, siempre y cuando se destine a actividades que no sean molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas, por la expresa prohibición del art. 7 LPH , además del necesario cumplimiento de la normativa administrativa.