Comunidad no responsable por caída al tratarse de una situación objetivamente normalizada de riesgo

En este caso una comunera demandó a la comunidad de propietarios por el traumatismo sufrido en un tobillo como (consecuencia de un socavón en el pavimento) que tardó 103 días en curar, de los que 83 fueron impeditivos y le quedaron secuelas valoradas en 3 puntos. Por todo ello ejercitó acción de responsabilidad extracontractual frente a la comunidad titular de la zona común donde se encontraba el socavón y la entidad aseguradora de ésta.

EXTRACTO DE LA SENTENCIA:

En el caso que nos ocupa, aparece como dato incuestionable la existencia de una rotura de la pavimentación del suelo como puede apreciarse en las diferentes fotografías obrante en las actuaciones (folio 17, 18, 19, 20,90 y 160 a 161). Tal y como ha puesto de relieve la apelante, el artículo 10,1 a) de la Ley de Propiedad Horizontal establece:

" 1. Tendrán carácter obligatorio ... las siguientes actuaciones:

a) Los trabajos y las obras que resulten necesarias para el adecuado mantenimiento y cumplimiento del deber de conservación del inmueble y de sus servicios e instalaciones comunes, incluyendo en todo caso, las necesarias para satisfacer los requisitos básicos de seguridad, habitabilidad y accesibilidad universal ... "

Ahora bien, tal y como puede comprobarse en las fotografías, nos encontramos ante un deterioro del pavimentado del suelo que resulta perfectamente visible a distancia, ya que no hay obstáculos que impidan o dificultan la posibilidad de apercibirse de su presencia. Además, nos encontramos que la rotura del suelo afecta solamente a una limitada parte del camino que comprende menos de una quinceava parte de la anchura del camino, es decir, que no impedía o dificultaba el tránsito a través de la zona de paso, de manera que sin tener que realizar ninguna maniobra podía perfectamente evitarse dicha zona. Por otro lado, dada las características de la rotura (escasa superficie, poca profundidad, ...) nos encontramos ante una situación objetivamente normalizada de riesgo , respecto a la cual la falta de diligencia por parte de la comunidad de propietarios en orden a la realización de las obras para la reparación solamente podría calificarse como leve si se mantiene un criterio especialmente riguroso y severo a la hora de interpretar el precepto legal referido. Por lo tanto, no nos encontramos ante una situación que objetivamente pueda ser calificada como peligrosa y que pudiera justificar la existencia de responsabilidad por parte de la entidad demandada.