La comunidad es competente respecto a instalaciones que afectan la configuración exterior de fachadas

En este caso, una comunidad de propietarios demandó a una comunera por la instalación de una pérgola en su terraza.

La sentencia de primera instancia declaró que la instalación del voladizo/tejadillo/pérgola efectuada por la demandada en su terraza era ilegal, y la condenó a desmontar dicha instalación a su costa.

En su recurso de apelación la demandada alegaba que la solución judicial era incorrecta porque el acuerdo comunitario de denegarle la autorización para la instalación de la pérgola en su terraza era radicalmente nulo por no ser de la competencia de la comunidad.

La Audiencia Provincial confirmó la sentencia de primara instancia.

EXTRACTO DE LA SENTENCIA:

El recurso debe rechazarse pues no puede negarse la competencia de la Comunidad respecto a la colocación de instalaciones que afecten a la configuración externa de las fachadas. Otra cosa será que la decisión de la Comunidad pueda ser acertada o no porque la instalación realizada produzca o no esa afectación según lo que se resuelva judicialmente si se plantea la controversia en sede judicial. Por tanto no puede aceptarse la tesis de que el acuerdo es radicalmente nulo. En la Ley de Propiedad Horizontal, precisamente para dar seguridad y estabilidad a la vida comunitaria, no se contempla la posibilidad de acuerdos radicalmente nulos que provocarían que el acuerdo fuese impugnable en cualquier momento lo que produciría un resentimiento inaceptable de la pacifica convivencia y ordinario funcionamiento comunitario. La Ley distingue entre acuerdos contrarios a la Ley y a los Estatutos y otros y para dejarlos sin efecto todos han de ser impugnados en los plazos legalmente previstos (tres meses o un año según el art. 18. 4 ) pues de no acontecer así se produce el efecto ya declarado reiteradamente por esta Sala, siguiendo reiterada doctrina jurisprudencial, (por todas la sentencia de 14 de diciembre de 2015 ) que la unanimidad puede obtenerse bien porque voten a favor del acuerdo todos los copropietarios o porque transcurran los plazos de impugnación previstos legalmente sin haberse impugnado los acuerdos adoptados. Por ello no habiéndose impugnado en plazo por la parte recurrente el acuerdo comunitario que le denegó la autorización para la instalación en su terraza de la pérgola litigiosa, como bien resuelve la sentencia, el acuerdo entonces tomado es ejecutivo y debe cumplirse en los términos señalados en su parte dispositiva. En consecuencia una vez adoptado el acuerdo obliga a todos los propietarios ( art. 17. 9 de la Ley de Propiedad Horizontal ) y es ejecutivo ( art. 18 .4 Ley de Propiedad Horizontal ). El acuerdo fue tomado en la Junta de 31 de enero de 2015 y al no haber sido impugnado, como bien resuelve el Juzgador, ha de ejecutarse en sus propios términos.