La bajada de ascensor a cota cero en comunidades es equiparable a la instalación ex novo

En este caso, un comunero solicitó la declaración de nulidad de un acuerdo adoptado por la comunidad de propietarios y su condena a la devolución de las sumas satisfechas en virtud de dicho acuerdo, consistente en "la bajada a cota cero de los ascensores, eliminación de barreras arquitectónicas y presupuestos", al no tener obligación ninguna de sufragar tales obras por estar exentos los locales del abono de los gastos de portal, escaleras y ascensores, conforme al Art. 1º de los Estatutos de la comunidad.

La sentencia de primera instancia, que desestimó la demanda, fue confirmada por la Audiencia Provincial.

EXTRACTO DE LA SENTENCIA:

El acuerdo adoptado por la mayoría legalmente prevista aprobó la bajada del ascensor a cota cero, cota intermedia, estudio de diferentes presupuestos y recaudación de derrama mensual de 1.600 euros por la comunidad.

No se trata de un gasto extraordinario como pretende el recurrente, Y como podría serlo la reparación de un ascensor preexistente, sino de la modificación de la configuración del trazado y trayectoria del ascensor, prolongándolo a cota cero o intermedia a las que no alcanza el actualmente en funcionamiento, con la finalidad de proceder a la eliminación de barreras arquitectónicas para los usuarios del inmueble, como así se ha justificado por la parte demandada (existencia de personas con discapacidad física y de edad superior a los 70 años, véanse los documentos obrantes a los folios 146 a 149 de las actuaciones). Tal acuerdo resulta perfectamente equiparable, como bien señala el Juzgador de instancia, al de instalación ex novo del ascensor y subsumible en las obligaciones contempladas en el Art. 10 de la Ley de Propiedad Horizontal , exigibles a todos los propietarios, no afectándoles las exenciones estatutarias referentes a los gastos de portal, escaleras y ascensores.

Así lo establece claramente la Sentencia del Tribunal Supremo de 23 de abril de 2014, no resultando aplicable al supuesto enjuiciado la doctrina que cita el recurrente.