En acuerdos adoptados en segunda convocatoria no cabe invocar el voto de los ausentes

En este caso una comunidad de propietarios demandó a la promotora y vendedora del edificio con el objeto de que se declarase que en el edificio existían vicios de construcción y se condenase a la misma a hacerse cargo y tomar a su costa el pago de todas las reparaciones necesarias para corregir los defectos constructivos existentes en las viviendas y garajes de los reclamantes.

La sentencia de primera instancia desestimó la demanda por falta de legitimación activa de la parte demandante por inexistencia de acuerdo previo de la comunidad para que el Presidente pudiese ejercitar acciones judiciales en defensa de ésta.

La Audiencia Provincial confirmó la sentencia de primera instancia.

EXTRACTO DE LA SENTENCIA:

Y, por último, no se puede aceptar que haya existido por parte de la Juzgadora de instancia una incorrecta interpretación de la Ley de Propiedad Horizontal a los efectos del cómputo de la mayoría necesaria para la adopción del acuerdo.

El art. 17.7 LPH aplicable al supuesto de autos dispone que "En segunda convocatoria serán válidos los acuerdos adoptados por la mayoría de los asistentes, siempre que ésta represente, a su vez, más de la mitad del valor de las cuotas de los presentes " (la cursiva es nuestra). Por consiguiente, a efectos del cómputo de mayorías se deben tener en cuenta las cuotas de los propietarios presentes que se abstienen, lo que determina que el acuerdo adoptado, si bien reunió la mayoría de asistentes, no sucedió así en cuanto a la mayoría de cuotas (las cuotas de los propietarios presentes ascendían al 61,23% del total y las cuotas favorables al acuerdo el 25,52%).

Y no cabe invocar la aplicación del art. 17.8 LPH a efectos del cómputo del voto de los ausentes, pues en el caso de los acuerdos adoptados en segunda convocatoria, como es el caso de autos, el cómputo del quorum se hace con carácter definitivo en base a los asistentes, de forma que los ausentes quedan excluidos de la votación y el acuerdo adoptado es definitivo.