El acuerdo de instalación de ascensor mejora la habitabilidad y obliga a todos los propietarios

Se trataba en este caso de un acuerdo adoptado por la comunidad de propietarios sobre la instalación de ascensor.

Unos comuneros impugnaron el acuerdo por considerar que conforme a la Ley de Propiedad Horizontal y a distinta jurisprudencia estaban exonerados de contribuir a los gastos.

La sentencia de primera instancia, que había desestimado la demanda, fue confirmada por la Audiencia Provincial.

EXTRACTO DE LA SENTENCIA:

Siendo ello así, es evidente que en el caso, se trata de la instalación, por primera vez, de ascensores en el inmueble, lo que supone una mejora de la habitabilidad y uso del inmueble necesaria, en los términos establecidos por la jurisprudencia expuesta. Además, en los Estatutos no hay ninguna previsión de exclusión, de propietario alguno, a este tipo de gasto. Pero incluso aunque la hubiera, sólo sería oponible frente a gastos de reforma, renovación o reparación del ascensor, no respecto de gastos de primera instalación del servicio. No vale de nada, pues, elucubrar sobre voluntades estatutarias tácitas de exención del gasto de autos, porque carecerían por completo de valor, al no ser expresas, y además, en ningún caso podrían enervar la reclamación, por gastos derivados de la primera instalación del ascensor. Hablar sobre abuso de derecho, sobre la naturaleza proindiviso de la propiedad de los apelantes, y demás consideraciones de este tenor, no vale de nada. En los términos que anteceden, los apelantes están obligados por el acuerdo comunitario, y están obligados a afrontar los gastos que de ello se derivan.