Alquiler de vivienda: 10 consejos para el arrendatario (inquilino)

1- Todos los acuerdos, notificaciones y reclamaciones en el arrendamiento deben constar por escrito. “Las palabras se las lleva el viento”.

2- Lee atentamente el contrato antes de firmarlo y si no entiendes algo, acude a un Abogado. No hay “moviola”.

3- Antes de recibir las llaves examina con detalle el estado de la vivienda y comprueba el funcionamiento de las instalaciones y aparatos. Evitarás controversias posteriores.

4- No dejes de pagar o consignar el alquiler bajo ningún pretexto. En un juicio de desahucio no te los van a admitir.

5- Cumple el plazo de duración pactado en contrato. Si no lo cumples deberás indemnizar al arrendador.

6- No entregues señal/arras/fianza previa si no estás seguro de las condiciones del alquiler. Si desistes del arriendo perderás la cantidad entregada.

7- Al entrar en la vivienda cambia el bombín de la cerradura. Gozarás de mayor seguridad y evitarás problemas con caseros excesivamente desconfiados.

8- Cuida la vivienda como si fuera de tu propiedad, a la postre es tu hogar, contrata un seguro de tus muebles y de tu responsabilidad civil. Evitarás sorpresas durante el arriendo y al entregar las llaves.

9- Formaliza por escrito el fin de contrato y la entrega de llaves. Si te marchas “por las buenas” el contrato sigue vigente y pueden reclamarte esos alquileres.

10- Acude a un Abogado para la redacción de cláusulas y conceptos jurídicos complicados. Arras, opción de compra, tanteo y retracto, entre otros, tienen un alcance que el sentir popular puede ignorar. Fuente | Pedro Hernández del Olmo