Instalación de ascensor: el local exonerado de gastos de portal, escalera y luz debe contribuir al gasto

En este caso, un comunero propietario de un local comercial demandó a la comunidad de propietarios solicitando la nulidad de un acuerdo relativo a la instalación de ascensor y del que resultaba obligado a contribuir al gasto.

El comunero alegaba que alegaba que el local no tenía comunicación directa o interior con el portal del edificio y que en el Título Constitutivo se había previsto que quedaba exceptuado de "los gastos de portal, escalera y luz" "por no hacer uso de tales servicios".

La sentencia de primera instancia, que desestimó la demanda, fue confirmada por la Audiencia Provincial.

EXTRACTO DE LA SENTENCIA:

El demandante pretende la nulidad del acuerdo relativo a la instalación ex novo de un ascensor y, en especial, que se le exima de la obligación de contribuir a los gastos que genere, alegando que su local no tiene comunicación directa o interior con el portal del edificio y que en el Título Constitutivo se había previsto que quedaba exceptuado de "los gastos de portal, escalera y luz" "por no hacer uso de tales servicios". Pues bien, aunque es cierto que hace algunos años supuestos como el aquí enjuiciado recibieron respuestas diversas de los tribunales, la cuestión fue definitivamente resuelta en sentencia dictada por el Tribunal Supremo con fecha 20 de octubre de 2010 que, en recurso admitido por interés casacional, sentó como doctrina que "las cláusulas que eximen de contribuir a los gastos de conservación, limpieza, alumbrado de portales y escaleras a los propietarios de locales que no tienen acceso por dichos portales, deben entenderse en el sentido de que no les libera del deber de contribuir a sufragar los gastos de instalación de los mismos [se refiere a ascensores], en aquellos casos en los que es necesaria para la adecuada habitabilidad del inmueble".

Fácilmente se observa que la situación expuesta por el recurrente -cláusula de exención de gastos, falta de acceso al portal, instalación de un ascensor en un edificio que carecía del mismo- coincide exactamente con la contemplada en dicha sentencia que dio lugar a la doctrina expuesta, ya anticipada en las sentencias de 21 de octubre y 18 de diciembre de 2008 y 18 de julio de 2009, y luego reiterada, entre otras, en la de 13 de noviembre de 2012 , sin que a ello sea óbice lo dicho en la de 3 de octubre de 2013 y 10 de febrero de 2014 , pues en estas se distingue entre los gastos de conservación, mantenimiento o sustitución de tales aparatos elevadores, en los que sí resulta operativa la exclusión prevista en los Estatutos , de los de nueva instalación donde antes no los había, a los que es de aplicación la doctrina que acaba de exponerse; es decir, vienen a ratificar y no a modificar el criterio anteriormente sentado.

Esta descarga solo está disponible para abonados.
Solo la descarga de normativa y formularios está disponible para usuarios no abonados.
información sobre los abonos | Conectar.