El comunero no necesita autorización para cambiar de sitio elementos del baño y conducciones

En este caso, por demanda de la comunidad de propietarios, unos comuneros fueron condenados "a estar y pasar por los siguientes pronunciamientos que declaro: 1) los demandados ejecutarán a su costa las obras necesarias para reponer y restituir los elementos comunes al estado en que se hallaban antes de su alteración por las referidas inconsentidas obras, reponiendo el forjado y las conducciones a su estado, mediante el cambio de ubicación de la conducción residual del inodoro a su lugar original de construcción, en un inmediato plazo, bajo apercibimiento de ser ejecutado a su costa; 2) que se indemnice a los actores de todos los daños y perjuicios ocasionados y que puedan causarles hasta la total ejecución de la sentencia, teniendo en cuenta en este punto que la propia parte actora ha declarado en su escrito de 12/06/2014 que esta petición se subsume en la anterior y se renuncia por tanto a la misma; y 3) se condena asimismo a la parte demandada al pago de las costas".

En apelación, la Audiencia Provincial revocó la sentencia de instancia.

EXTRACTO DE LA SENTENCIA:

Sentado cuando antecede debemos resaltar el carácter común, por la finalidad a que recíprocamente se destina en todos los pisos, del espacio existente en cada uno de ellos, entre la escayola del techo de los baños y el forjado, espacio este por el que discurren los tubos privativos de cada piso hasta conectar con el bajante general común. Obviamente también son elementos comunitario los forjados de separación de las distintas plantas del edificio.

No obstante todo ello el carácter comun de determinados elementos de un edificio no puede obstar a su uso por los comuneros para el fin a que están previstos, debiendo darse una interpretación compatible con ello a cuanto se expresa en el artículo 7-1 y 2 en relación con el 9, ambos LPH , (el art. 12 ya se encuentra derogado) de manera que no habrá impedimento a que la parte demandada proceda dentro de su vivienda a cambiar la posición del inodoro e instalar un plato de ducha, como lo ha hecho, y a utilizar el forjado y espacio común para llevar las conducciones precisas a la bajante general, sin haber perjudicado para nada el forjado ni al piso vecino de abajo, que no acredita daños que pueden derivar de ello.

Así lo ha entendido dicha Comunidad que no se ha avenido las pretensiones de la parte actora que, además, carece de interés real que defender, pues resulta indiferente el lugar en que el vecino posicione los elementos de su baño y tampoco le afecta en forma alguna que su tubo de conexión con la bajante general que luego de pasar por el forjado discurre por el espacio común, sea más o menos largo.

Esta descarga solo está disponible para abonados.
Solo la descarga de normativa y formularios está disponible para usuarios no abonados.
información sobre los abonos | Conectar.